Envío gratuito a partir de 30€ en Península y 50€ a Baleares
Envío gratuito a partir de 30€ en Península y 50€ a Baleares

Para qué sirve la cúrcuma en cápsulas: descubre sus propiedades antioxidantes

La cúrcuma es una planta conocida por su sabor amargo y olor agradable que se suele emplear en las comidas y aporta muchos beneficios al organismo por sus propiedades medicinales. Aunque se puede consumir en distintos formatos, las cápsulas son las más demandadas, también como complementos alimenticios.

En este post te vamos a explicar las propiedades y beneficios de la cúrcuma liposomada.

Cúrcuma: propiedades curativas

La composición de la cúrcuma es rica en aceites esenciales que contienen curcumina, resinas, curcumoides, zingibereno y turmerona, lo que se traduce en unas propiedades excelentes para el cuerpo que debes conocer. Vamos a verlas:

  • Antioxidante: los aceites esenciales ayudan a combatir los radicales libres y retrasan la oxidación celular.
  • Anticancerígena: ayuda a la eliminación de deshechos y sustancias tóxicas del organismo, por lo que se reduce el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.
  • Antiinflamatoria: tanto si se aplica a nivel externo como interno, la cúrcuma ayuda a reducir las inflamaciones del cuerpo.
  • Bactericida: su propiedad antibacteriana ayuda al tratamiento de algunas infecciones provocadas por bacterias. 
  • Protege el hígado: sus propiedades permiten una mejora en el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar.
  • Reducción del colesterol: ayuda a reducir los triglicéridos y el colesterol y mejora el funcionamiento del sistema circulatorio.
  • Mejora la digestión: ayuda a las digestiones ligeras y evita el reflujo gástrico y otros problemas relacionados con la digestión.
  • Antiespasmódica: ayuda a aliviar o eliminar los espasmos musculares.

Cúrcuma en cápsulas

Aparte de los beneficios generales que tiene la raíz de cúrcuma, la cúrcuma en cápsulas también tiene unos beneficios magníficos en el organismo. Vamos a ver algunos de ellos:

  • Mejora la respiración: es efectiva en resfriados, alergia, asma, bronquitis, tos y otros trastornos del sistema respiratorio, ya que mejora la oxigenación del organismo. 
  • Regula el ciclo menstrual: reduce el dolor del síndrome premenstrual y normaliza los ciclos menstruales irregulares, entre otros beneficios para la mujer.
  • Ayuda en enfermedades degenerativas: debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, ayuda a reducir síntomas del Parkinson, esclerosis múltiple o alzheimer. 
  • Alivia molestias digestivas: ayuda en la acidez de estómago, hinchazón e inflamación del sistema digestivo, así como a aliviar los gases.
  • Alivia molestias hepáticas: ayuda a prevenir enfermedades como la hepatitis, cirrosis, hígado graso, etc.
  • Prevención de algunos cánceres: ayuda a prevenir el cáncer de mama, piel, colon, duodeno y próstata, debido a su capacidad de proteger las células.
  • Sistema inmunitario: se cree que ayuda a un mejor funcionamiento del sistema inmunitario y a un aumento de las defensas contra agentes patógenos.
  • Sistema circulatorio: ayuda en la prevención de problemas cardiovasculares y la formación de coágulos de sangre.
  • Artritis: ayuda a reducir el dolor y la inflamación producida por la artritis gracias a sus propiedades antiinflamatorias.
  • Bajar el peso: ayuda a adelgazar gracias a su capacidad de inhibir el crecimiento del tejido graso y la conversión de los azúcares en ácidos grasos
Cúrcuma en cápsulas

Indicaciones para la cúrcuma en cápsulas

La cúrcuma se puede consumir de distintas formas, en polvo para añadir a las comidas, aplicada directamente sobre la piel, en infusiones, en jarabe o en cápsulas. Este formato es el que ofrece una mayor concentración de cúrcuma y, por tanto, incrementa el efecto de sus propiedades. La principal indicación para tomar cúrcuma en cápsulas es ingerir una al día antes del desayuno con un poco de agua.

Al tratarse de un complemento alimenticio es recomendable consultar con un profesional de la nutrición o un médico antes de comenzar a tomar cúrcuma, ya que cada persona tiene un estado de salud o unas circunstancias diferentes y quizá sea necesario modificar la cantidad diaria.

Otro aspecto importante es que no se recomienda el consumo de cúrcuma durante largos periodos de tiempo. Por tanto, dependiendo de cada persona y de la opinión del profesional, la duración del tratamiento puede variar.

Posibles contraindicaciones de la cúrcuma en cápsulas

Existen una serie de aspectos a tener en cuenta antes de empezar a consumir cúrcuma, ya que podría haber algunas contraindicaciones que es necesario saber:

  • No se recomienda el consumo cuando se padecen enfermedades renales. Es preciso consultar con el médico que está tratando esta enfermedad.
  • Evitar tomar cúrcuma durante el embarazo y la lactancia, ya que no se conocen bien sus efectos en estas circunstancias.
  • En caso de cálculos biliares no se puede consumir cúrcuma porque estimula la producción de bilis y podría empeorar la situación.
  • En la aplicación tópica de cúrcuma hay que tener cuidado con las pieles sensibles y consultar con un especialista.
  • Se recomienda no abusar del consumo de cúrcuma ni excederse de las dosis recomendadas porque podrían aparecer afecciones del sistema digestivo como diarreas, úlceras, inflamación, etc.

Este artículo es de carácter informativo y siempre debes de consultar con tu profesional.

En Fepadiet disponemos de cúrcuma en cápsulas para que empieces a descubrir los efectos de esta raíz en tu organismo. 

No dudes en contactar con nosotros para cualquier duda o consulta o visitar nuestra tienda. ¡Te esperamos! 

Compartir en: